autismo

Como educar a un hijo autista en el fin del mundo

Como educar a un hijo autista en el fin del mundo

En la red podemos hallar cientos de sitios sobre autismo, páginas en las que encontraremos desde sesudos ensayos psicoanalíticos a excelentes protocolos de diagnóstico, asociaciones de padres e instituciones medicas; algunos mas científicos, otros casi supersticiosos, muchas veces una especie de ciencia ficción optimista a la que los padres somos especialmente sensibles , otras tantas , una suerte de "ciencia dogmática" que no ve un milímetro fuera de su "perímetro paradigmático"; y miles de buenas y malas intenciones . Pero lo que es común a todos en la red (tal vez por una falta de compromiso con lo cotidiano) es que cada uno tiene una respuesta pronta , una solución definitiva , aunque esa solución sea "aceptar mansamente lo inevitable" o abonar una fuerte suma a cambio de un tratamiento que nadie sabe a ciencia cierta si funciona .

Fuera del mundo "virtual" la cosa cambia por completo .A menos que usted sea un privilegiado económico que cuente con un grupo de sabios asesores que lo guíen , o que por comodidad , desinterés o miedo, le entregue la responsabilidad del caso a un tercero "idóneo" y entonces se desligue completamente de cualquier acción propia al respecto , es muy posible que deba deambular por innúmeros terapistas , sofisticados centros de diagnostico , clínicas , piscinas y establos, antes de encontrar una respuesta coherente ,"alguien que de en la tecla"; y mucho mas frecuentemente de lo que debería ser soportable , probablemente encontrara una cobarde reticencia a elaborar un diagnostico de autismo definitivo. Para esto conjuran diferentes causas que van desde la simple ignorancia al temor de un proceso por mala praxis , de la falta de un criterio único para definir algo que tiene un nombre demasiado simple y que dice realmente poco , a la incapacidad de los métodos usados por casi todas las "escuelas" para ver las cosas humanas de manera mas integral.

Pinta tu Aldea...

Todo esto es verdadero para quienes vivimos en el Fin del Mundo , pero la cosa no parece ser muy diferente , salvo por la cantidad de ofertas terapéuticas y definiciones sintomatológicas disponibles, para quienes viven en los grandes centros urbanos.

Quizás la mayor diferencia entre estos centros y nuestros "fines del mundo" sea la cantidad de eufemismos para decir mas o menos lo mismo :"Trastornos del Espectro Autista", que según el interés y el publico "target", puede volverse un titulo de tesis de doctorado en latín o una prosaica y definitiva condena de psicosis. Muy a menudo, esta cantidad de ofertas terapéuticas , lejos de ayudar a resolver el problema acaba complicando la elección de un punto de vista desde el cual comenzar a desarrollar una posible solución .

No pretendo canonizar desde aquí , sobre los beneficios y maleficios de tal o cual acercamiento terapéutico o ideología científica. Lo que pretendo sí , es abrir un espacio que nos permita exponer nuestra propia experiencia , a quienes estamos comprometidos con el bienestar de nuestros hijos autistas y no nos conformamos con "la razón pura" de la "ciencia medica", un espacio donde compartir soluciones y consejos sobre cosas que vamos enfrentando y descubriendo en el dia a dia , para de esta manera poder asumir una posición y decidir sobre con que tipo de terapéutica/s nos sentimos mas a gusto para enfrentar nuestro desafío.

Descubriendo caminos propios

Somos todos diferentes ; nuestros hijos también lo son, por mas etiquetas que necesitemos ponernos y ponerles para hacer mas comprensibles a los demás nuestras batallas , para poder compartir nuestros dilemas y angustias. Pero lejos de ser esa diferencia un escollo , veo en ella el principio o la fuente de la que debemos beber para comprender mejor los detalles y razones con las que nos enfrentamos . Personalmente no tengo mucha simpatía por el psicoanálisis y su método , pero fue del pensamiento psicoanalítico, aunque no de su voluntad, que rescate dos o tres ideas que resultaron ser muy útiles en el relacionamiento con mi hijo. Una de ellas fue la observación, terriblemente mal intencionada , de una psicóloga cuyo nombre y obra no son nada memorables, que definía el autismo como un problema de "falta de carisma paterno". No tengo ninguna duda acerca de mi de mi carisma paternal , pero encontré en el pensamiento de esta muchacha una clave interesante para acercarme a mi hijo , que en ese momento solo tenia relación con cosas inertes, con las cosas que brillan en tornasoles y que giran , con todo aquello que tiene un mecanismo comprensible desde el pensamiento puramente lógico. Me disfrazaría de UN JUGUETE A SU MEDIDA..

Comprendí que para empezar a “rescatarlo” , debería invadir su mundo , el sistema de relojería de su pensamiento, comportándome de manera que me pudiera "disfrutar "como hacia con las cosas de su interes, reaccionado de igual manera al mismo estimulo , si me tocaba el ombligo hacia un sonido , si me tocaba la nariz otro diferente , o movía un brazo mecánicamente , o cantaba cien veces la misma canción .

Esto me dio resultados casi inmediatamente , después de meses de ausencia mi hijo volvía a disfrutar de mi y yo me volvía nuevamente necesario y podía inmiscuirme en su mundo , aunque mas no fuese, como un ladrón en la noche .

Otra idea que utilice mas adelante , y que le debo a Isabel Luzuriaga (psicóloga , autora entro otros de “La inteligencia contra si misma”), es la ubicación del yo “en el pecho”. En ese momento teníamos problemas para hacer que nuestro hijo comprendiera las diferencias entre el y lo ajeno a el , y por su puesto hablaba de si mismo siempre en tercera persona , esta dificultad no era la simple y natural dificultad que tienen los niños para entender e interpretar los artículos , sino que no le permitía comprender su propia relación con el entorno ; cabe observar, que en el caso de mi hijo, la mayor dificultad de aprendizaje es con relación a aquellas cosas que todos aprendemos naturalmente, de manera intuitiva , y por tanto debemos estar todo el tiempo comprendiendo mecanismos que de otra manera nos pasarían desapercibidos , como "la sensación de peligro", "el mirar a los ojos", lo "posible e imposible" , "la negación", "el cariño" etc , para tratar de enseñárselos en el modo que el consiga interpretarlos de manera lógica y fijarlos en su conducta (temas que tratare oportunamente)

Inventando e intentando soluciones...

No quiero con esto plantear un posible MÉTODO ni teoría general, porque de algún modo se que lo que funcionó con nosotros bien podria no funcionar con otros y que mucho del éxito que vamos teniendo por ahora se debe a causas que tal vez se nos escapen , apenas quiero poner esto a modo de ejemplo de un tipo de acercamiento a medida de nuestras personalidades , tratando de estar abiertos a todos los puntos de vista sobre el tema .

Personalmente adhiero , en parte, a la filosofía del AUTISM RESEARCH INSTITUTE, pero he utilizado también diversos acercamientos aparentemente incompatibles con excelentes resultados , cada cual a su tiempo , como "Enseñanza de Niños con Trastornos del Desarrollo" de O. Ivar Lovaas, y parte de la "psiquiatría existencial" de autores como Ronald David Laing, claro que no en lo que se refiere a "encontrar culpables" sino en el modo de comprender los diferentes "modos de ser en el mundo".